I Salón del Automóvil Clásico 1969

24 de Octubre al 18 de Noviembre, La Rural, Buenos Aires.


Con poco tiempo disponible, Adrian Ollivier -director general, antes responsable del Pabellón Argentino en Barcelona '67- tomo contacto con el arquitecto Nicolás Dellepiane, quien con su típica determinación - aun ante el recelo de varios socios del CAC-, concibió la idea de montar en esa muestra una exposición de automóviles clásicos, para lo cual contó con la dedicación de Cacho Pieres, a la cabeza de la comisión designada al efecto.

en la emergencia, al club se le asignó uno de los edificios más alejados del predio, el ya desaparecido pabellón Aberdeen Angus, un galpón sucio y de escasa ventilación destinado a la exposición de animales, en su primera presentación pública y sin experiencia, el CAC reunió, con la colaboración de algunos coleccionistas amigos, un interesante lote de "deliciosas vejeces". Así, entre heladeras, tierra flotando en el ambiente y el humo del restaurante vecino, los socios recurrieron al truco de encender de a ratos los motores, para atraer a los paseantes.

si bien esta fue la más pequeña de todas las muestras del Clásicos, fue un hito en la historia de la actividad en el país, pues debe recordarse que su único antecedente había sido la exposición del ACA en 1943 y la presentación de algunos de esos mismos autos en el Salón Internacional del Automóvil de 1960.

En esa aparicion publica, el Clasicos ( que por entonces tenia cuatros años de vida y 34 socios) cumplio con totodo éxito el propósito de difundir (con una gran repercusión en los medios periodísticos nacionales) el concepto de valoración de los automóviles como objetos a preservar y coleccionar, cuando aún la opinión pública tenia una imagen distorsionada de los autos clásicos, muchas veces identificados con desfiles "carnavalescos".




Entradas destacadas
Entradas recientes